fbpx
Publicidad
ovejas-cumbres-canarias
Fotógrafa Yaiza Socorro

Lucerito en la niebla

Cuentan que entre la espesura de la niebla crece una planta que solo descubren las ovejas, si saben escuchar. Atentas al silbido de la ventolera distinguen, entre los verdes y amarillos de las trebolinas, el roce suave con el que el viento de la cumbre acaricia a la lluvia de enero.

Lucerito era la única oveja blanca entre cincuenta bermejas y debía ser vigilada por curiosa y traviesa. Esa mañana los perros la buscaban pero, por algún motivo, no olfateaban su rastro. Los secos ladridos alertaron al pastor que bajó, garrote en mano, barranco abajo. Francisco llegó a dudar si era o no una buena idea alejarse tanto del rebaño en medio de la niebla, pero Lucerito lo merecía. Tenía un don para encontrar los mejores tesoros imaginados bajo la pinocha, tras riscos o escondidos en cuevas abandonadas. ¡Quizás hoy fuera alguna seta suculenta…! Cuando el pastor se vio por fin, al lado de la oveja, el manto blanco que los cegaba cambió por una luz que parecía brotar del centro de la tierra y, entre los destellos dorados, una mata verde y gruesa crecía y se engrosaba hasta tener el tamaño de una casa. En segundos se llenó de flores que se convirtieron en frutos de tonos morados. Francisco y Lucerito se acercaron despacio y se emborracharon del aroma de la planta.

Se cuenta que por alguna zona de Valleseco, aún vive el árbol y que si logras encontrarlo será sólo bajo la niebla.

Escritora, @loretosocorro

Facebook
Twitter
Pinterest
WhatsApp
Email

Deja un comentario

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
noviembre 2022
L M X J V S D
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

últimas noticias de

cuentos-loreto-socorro-01

Telas de fiesta

Redactado por @loretosocorro Abrí la caja y empecé a toser por el polvo acumulado. Los banderines estaban totalmente arrugados y...
la-gota-cuento-loreto-socorro

Taza Enamorada

Relato de @loretosocorro Marta, una gota de agua que quedó colgada en el borde del grifo, vivía aburrida hasta que...
cachimba-pastor-tejeda

La cachimba del pastor

Redactora @loretosocorro La usaba para atrapar miradas y convertirlas en niebla, que metía en sacos de tela. La vida se...
sabor-a-primavera

Sabor a primavera

Relato de @loretosocorro Eligió vivir aquí porque, sin esperarlo, todo se vestía de fiesta con un simple chipichipi. Mientras paseaba...
ovejas-cumbres-canarias

Lucerito en la niebla

Cuentan que entre la espesura de la niebla crece una planta que solo descubren las ovejas, si saben escuchar. Atentas...
reyes-navidad

Un día memorable

En medio de la oscuridad Micaela oyó unas pisadas por el pasillo y luego, muy despacio, el aire se llenó...
acequias con magia

Acequias con magia

No caminaba por oler los eucaliptos ni por escuchar trinos o sentir el aire fresco en su piel, en sus...
buchito-cafe

Un buchito

@loretosocorro, escritora Durante muchos años el olor a café por las mañanas le alegraba el día antes y durante el...
ronda-de-tunos-palabras

Ronda de tunos

El suave repique de las campanas acompañaba las meriendas de verano tras un largo día de trabajar a pleno sol, ...
huellas-palabras-loreto-socorro

Arena y huellas

Surcos fugaces, vestigios de ti y de mi, en la arena. Cabelleras vivas que, a la luz del día,  parpadean...
Saldelatlantico

Gaviota cuentera

Cada dos minutos Gaviota abría los ojos y contaba el mismo cuento: «Hubo una época en la que las aves...
un-paseo-por-las-canteras

Paseo por la playa

Aquella tarde las piernas aparcaron sus miedos. Volvieron a pedalear en oxidadas bicicletas, guiadas por el olor de la marisma....