fbpx
Publicidad
roberto-tablas-surf-05
Yaiza Socorro - Fotógrafa

Tagoror y sus máquinas de la felicidad

Tagoror es shaper (artesano del surf) y su marca se llama HOXEN, redactado por @loretosocorro

Tagoror repara y fabrica tablas de surf en Gran Canaria. Le gusta la música rock, especialmente la de los años 70, para acompañar el vaivén de sus manos mientras va dando forma, lija o pule las tablas.

¿Por qué ese nombre?

Yo hacía caminatas y visitaba yacimientos arqueológicos. Convocaba a la gente diciéndoles “Vamos a hacer un tagoror, en tal sitio… Y Tagoror, tagoror… así me quedé. Es mi nombre ahora, mi nombre canario.

La marca que has creado y con la que te mueves en redes sociales se llama HOXEN. ¿También tiene un por qué?

HOXEN, es el nombre de mi marca de surfboard. La HO es el “Hombre” y la EN simboliza la “Energía” y la X es la unión. La unidad Hombre-Energía.

En torno a Tagoror hay varias piezas acabadas, hechas por el mismo y otras que le han traído para reparar. Nos muestra el antes y después de una tabla de surf.

“Estoseñala una plancha de color blanco y que está hecha de foam- se ha convertido en esta tabla, preparada ya para meterse en el mar. El foam es un poco blando pero firme” -Tagoror pellizca la tabla un pelín, con la uña para mostrarnos.

¿Qué materiales usas para hacer las tablas?

El foam, espuma en inglés, es lo más usado. El PU, que es de poliuretano y también las tablas de epoxi,  que llevan foam de poliestireno. En los últimos tiempos se usa mucho el corcho porque es menos contaminante, lo que a la hora de surfear no va tan bien, con olas medianas o grandes;  pero hay personas que las prefieren.

¿Cuál es el material mas natural para hacer tablas?

La madera, por supuesto. En los años 40 se hacían tablas de madera. Yo he llegado a hacer algunas, al principio y desde cero.

roberto-tablas-surf-04

¿Qué tipo de madera has usado?

Se suele usar paulownia, es la madera más ligera del mundo, resistente a la humedad…

La madera paulownia, también conocida como kiri es muy popular en Asia y tiene tintes de magia como el mundo de las olas y del surf. Los árboles que dan esta madera también son conocidos como árboles fénix porque tras talarlos vuelven a crecer y con mucha rapidez.

Tagoror sigue explicándonos cómo convierte una pieza de fibra en tabla…

“Luego, le voy sacando la forma a la tabla. Fíjate cómo le hice las curvas, tiene bajadas… hay que darle el punto para que se amolde al tipo de surfing y al tipo de ola que la persona quiera surfear.

Sobre su banco de shaper, con una amoladora (rocaflex), y rodeado de herramientas, mayoritariamente de carpintería, va desbrozando el foam.

“Esa línea central es el alma. El alma es el centro de la tabla y es, además, el alma de las tablas”

¿Aprendiste carpintería?

No. Soy autodidacta, he trabajado pero sobre todo compartir conocimientos con otros shapers como Craig Holliswort, Shaper de Bolt o Pericles -hoy llamado López- y Rory Williams. Ellos me han guiado con sus buenos consejos.

¿Cuántos años?

Veinticinco años haciendo surf. A todo surfista le gustaría hacer su propia tabla. Algunos solo lo sueñan y yo me atreví y, mira, aprendí… Me sirvió mucho el tiempo que pasé en Inglaterra.

Cuéntanos, Tagoror…

En el año 2011, me fui a Inglaterra, a un pueblo surfista que se llama Newquay, en Cornwall y que es la zona donde hay mas surfing, de todo Reino Unido. Más que aquí, incluso. Cuando llegamos nos dijeron que eran fechas malas para conseguir trabajo pero al pasear por las calles aluciné con las tiendas. Había tablas de todo el planeta. Como no había trabajo nos fuimos a Brighton y allí estuve casi tres años.

¿Es Brighton zona de surf?

Allí había surf también y disfruté mucho con los picos de olas, donde rompían y conocí muchos surfistas, a campeones como Cliff Cox y visité algunas fabricas de tablas de surf. Después de eso empecé a hacer mis primeros intentos. Era complicado el hacerlo en una casa y me prometí que cuando volviera a Canarias lo haría.

roberto-tablas-surf-02

Y lo has hecho realidad, ¿ cómo fue el proceso ya en la isla?

Como te dije yo había probado aquí con tablas de madera y, con todo lo que vi y aprendí en Inglaterra, empecé a hacer una tablita para mi, para probar. Esa tabla aún la tengo guardada, de recuerdo. Iba haciendo para conocidos y la gente venía a pedirme que les hiciera tablas y que si podía repararles las roturas y así fue como empezaron los encargos.

¿Cuánto tiempo tardas en hacer una tabla?

Unas dos semanas, trabajando en ella medio día, con decoración y todo. Si me pego ocho horas todos los días, sale en una semana, dependiendo también del secado.

¿Qué pinturas usas?

Uso espray, pistola y  resinas tintadas.

¿Cuál es el diseño más raro que te han encargado?

Ninguno. La gente en Canarias es muy conservadora.

¿Qué es lo que gusta, entonces?

Aquí gustan las tablas cortitas y para hacer maniobras.

¿Eso también fue lo que viste en Inglaterra?

Note que la gente allí disfruta más de surfear, solo por el placer de coger olas, sin pensar en los campeonatos. Una tabla grande es lo mejor para aprender y disfrutar del surf, pero como lo que luce son los campeonatos muchas personas se dejan llevar por eso.

Tagoror nos muestra una de sus creaciones, con diseño propio y donde sobresalen colores rosas que resaltan y se mimetizan con otros, ¿qué tienes en cuenta a la hora de empezar a crear una tabla?

El material, claro, el uso que se vaya a hacer de la tabla, dónde la va a usar y cómo es la persona.

¿Muchas variables, no?

En eso va la mejora. Según sea el largo, la forma de la tabla y si se adapta o no a la complexión de la persona. Una tabla que se adapta al físico de la persona que la usa será mas adecuada. Tambien suelo tener en cuenta el nivel de la surfera o surfero: a más nivel se puede surfear con una tabla más pequeñita. Si la persona es amateur será mejor que use una tabla más larga, más ancha…

¿Es esta la clave de la labor artesanal que ofreces?

Cuando la persona contacta conmigo sabe que la tabla va a ser personalizada. Tengo en cuenta todo lo que te dije y, además, de sus gustos para el acabado y, sobre todo, dónde va a surfear, para el tipo de olas, qué clase de surfing va a hacer.

¿Por qué?

Porque hay gente que usa las tablas para hacer maniobras y hay gente que no.

¿Qué son esas maniobras?

Dar saltos, volar, caer… Hacer aéreos es saltar de una ola, pegar una volada, es decir: se despega de una ola y se vuela. El surfero gira en el aire dando un par de vueltas, luego cae y sigue en la ola. Eso lo hace poca gente y en las competiciones puntúa.

roberto-tablas-surf-03

Hay personas prestigiosas como Lucía Machado, que es segunda del mundo, que ha acudido a ti para que que le repararas una tabla. Pero, en el día a día de cualquier amante del sur, ¿es una práctica habitual?

Las tablas se rompen en el uso diario. Estas en la playa, te chocas con otro… eso suele pasar… y te haces una raja en la tabla; o te golpeas contra las piedras y se rompen las puntas. Entonces vienen a mi, para reparar la tabla porque comprar una nueva es un gasto importante y, si puede repararse, queda como nueva. Eso es el trabajo del shaper: moldear, reconstruir la tabla para que le saquen partido y yo lo hago con empeño.

Tagoror en un hombre con buen humor, aunque de sonrisas escondidas entre las olas. La cordialidad con la que nos explica florece al preguntarle por sus inicios como surfero.

Cuando empecé a hacer surf me frustre porque lo hice con una tabla pequeñita. Me aburrí y acabé vendiéndola. Unos años mas tarde vi una tabla en un centro comercial y quise empezar de nuevo, pero me destinaron a Lanzarote, a trabajar, con una empresa de jardinería.

Tuviste que volver a posponerlo…

Mira lo que pasó: el jefe nos llevo a una casa “rara”: sin tele, sin muebles, sin cama, sin puertas. Lo único es que había muchas fotos de surf y libros de surf también. El jefe nos invitó a ir a surfear y como yo tenía esas ganas de aprender acepté. Llegamos a Famara -los ojos de Tagoror brillan mientas recuerda Famara – “¡Ñooos! ¡esto es una maravilla! ¡qué pasada!”… tal cual, eso fue lo que pasó, el destino me llevó a Famara a aprender…

¡Qué bonito recuerdo Tagoror! ¿te costó mucho retormarlo tras esos años sin tocar una tabla?

Mi jefe me dio unos consejos: que empezara con una tabla grande, me dejó el traje de neopreno y luego nada, que me pusiera medio de rodilla y poco más. Practicar y practicar…

No solo fue una oportunidad de trabajo sino también para hacer realidad tus ganas de surfear…

Y más. Esa noche que descubrí Famara y surfeé no podía dormir y me fui a buscar un libro.

Un libro de surf, claro…

Pues no. El primero que pille fue “El libro tibetano de la vida y la muerte”. Empecé a leer frases como que “nada es permanente, todo es imperecedero”; y me entró un rollo que me dio que pensar. Esos razonamientos los mezclé con la práctica del surf y me cambió la vida.

¿Cómo funcionó esa “mezcla”?

Por ejemplo: yo era muy de 4×4, tenía obsesión con mi patrol… y, de repente, me llamaron para decirme que tenía un roce en el coche y, la verdad, que me noté que no me importaba lo material.

roberto-tablas-surf-01

¿Qué ha sido de esa persona que te “apadrinó” en el mundo del surf?

No lo se. Ojalá lo localizara, porque él no sabe que yo hago tablas y gracias a él me decidí. Tengo que agradecerle. Alberto se llamaba y fue el que me llevo al rollo del surf.

¿Tu has metido a alguien?

Mi pareja aprendió conmigo pero no con esa pasión que yo tengo. Igual, sin saberlo, he dejado la marca en alguien. Creo que eso de saber que alguien descubrió el surf gracias a ti es bonito, es como un lazo para siempre.

¿No se te ha ocurrido dar clases?

Yo soy monitor, pero no he dado clases porque lo que quiero yo es meterme en el agua. No puedo quedarme quieto mirando, me tengo que meter a coger olas…

¿Qué aconsejas a los que quieren entrar en el mundo del surf?

Que prueben mis tablas y que la tabla grande no es un paquete, al contrario. Lo mejor para aprender es vivir cerca o ir todos los días a coger olas. Una vez que ya sabes como poner las manos y la posición del cuerpo, para ponerte de pie, ya todo lo demás viene solo. Es un deporte donde se trabajan muchas cosas y atractivo. Ahora hay muchas mujeres metidas en el surf.

¿Tienes pensado vender tus tablas online?

Una tienda online estaría bien.

Entre tablas artesanales y recuerdos de sus pasos por las aguas heladas de Inglaterra le preguntamos a Tagoror sobre sus propósitos.

Mi sueño es vivir de esto muchos años y darle felicidad a la gente. Por eso mis tablas se llaman así: “Happiness Machine” (máquina de la felicidad). Me gusta dar felicidad, ese el logo, y se lo pongo a mis tablas, porque el que surfea encuentra la felicidad, se alegra y eso es lo que yo quiero.

Tagoror crea con sus manos trocitos de felicidad y también la reparte cuando repara tablas accidentadas. Sabemos que desde el otro lado del mundo lo tientan para irse con sus manos maestras pero el ama esta tierra canaria y quiere estar aquí. Esperamos poder ver sus “máquinas de la felicidad” entre las olas canarias y de todo el planeta.

Facebook
Twitter
Pinterest
WhatsApp
Email

Deja un comentario

Publicidad
Publicidad
Publicidad
320x300
Publicidad
Publicidad
agosto 2022
L M X J V S D
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

últimas noticias de

roberto-tablas-surf-05

Tagoror y sus máquinas de la felicidad

Tagoror es shaper (artesano del surf) y su marca se llama HOXEN, redactado por @loretosocorro Tagoror repara y fabrica tablas...
sorteo-libros-carlos-alvarez-julio-2022

Carlos Álvarez, escritor, periodista y guionista

Carlos Álvarez, escritor, periodista y guionista. Nos firma dos de sus novelas «La Pluma del Arcángel» y  «Si le digo...
flores-que-vuelan-02

Flores que vuelan, el aleteo de las mariposas

José Ramón Falcón Santana, fundador de la Asociación Pro Monarca Flores que Vuelan, Telde (Gran Canaria) entrevista realizada por @loretosocorro...
tercera-bienal-fotografia-santa-lucia-01

Bienal de Santa Lucía: la mirada de la fotografía

Los ojos de la persona que fotografía son el latido del asfalto, el ahogado respirar de pinos quemados, las lágrimas...
clase-yoga-telde

Mar8garita: unión de cuerpo, mente y algo más.

Entrevista realizada por @loretosocorro Thania Socorro -maestra yoga, terapias alternativas y meditaciones-  y Judit Suárez Pérez -acompañante de procesos, Theta...
pepa-aurora-sorteos-promociones

Pepa Aurora, 4 décadas publicando libros

Pepa Aurora lleva más de cuatro décadas publicando libros que, no son solo los relatos escuchados en su infancia, sino...
tienda-drones-las-palmas-canary-stock

Canarias-Stock, algo más que una tienda de drones

Hablamos con Jonathan Román,  nacido en Sevilla y feliz de vivir en Canarias, es un hombre que pone mucha alma...
guarderia-raton-sin-cola-ana-medusa

Trabajar implica dejar tu tesoro en buenas manos. «Ratón sin Cola» Escuela Infantil.

Hablamos con Ana Francés, directora de la Escuela Infantil Ratón sin cola, Telde. Entrevistada por Lori Help. El abuelo de...
Twinkle Patchwork

Twinkle Patchwork

Hablamos con Rita Saitos y Rita Vermeersch sobre Twinkle Patchwork. Tienda Patchwork en Radazul Bajo, en el Centro Comercial de...
romelpe-telde

El lujo de regalar desde «La ciudad del Mueble» es Romelpe

Hablamos con María E. Pérez, gerente de ROMELPE, situado en la calle /Navarra, nº: 13 Telde, «Ciudad del Mueble» en...