fbpx
Publicidad
uli-artesana-gran-canaria-01
Fotógrafa Yaiza Socorro

Uli Güse, tejedora

Uli Güse, tejedora y tintorera. Entrevista realizada por @loretosocorro

Uli nos recibe con una espléndida sonrisa y nos interesamos por la tarea que está ejecutando en el telar de su taller, situado cerca del Mercado del Puerto, en Las Palmas de Gran Canaria.

«Esto es el enlizado, que es como se llama aquí al enhebrado del telar, es decir: meter los hilos en las mallas.”

Ulita´s Loom es una de las marcas con las que la tejedora da a conocer sus productos artesanales. En éste caso se trata de telas hechas con fibras naturales y de forma artesanal. Entre hilos, urdideras, alguna devanadora y muchos canutillos le preguntamos a Uli por el oficio de la tejiduría.

«El tejer es innato al ser humano. Es una de las técnicas culturales mas antiguas que existe, por la necesidad de abrigarse y también por querer decorarse y expresar la individualidad, para resaltar entre los demás y que convierte a la vestimenta en un distintivo de poder…»

En tu opinión, qué similitudes y diferencias hay entre la tejeduría canaria y el de otros lugares que conoces.

«En Canarias fue siempre una labor mayoritariamente femenina y no se convirtió en un oficio de taller, de profesionalidad. Las mujeres solían producir los textiles necesarios para la casa: colchas, vestimenta, útiles, mochilas…”

¿Estaba pensado para el suministro de puertas adentro?

«Eso es. Hay un trabajo de investigación, que hicieron dos mujeres en El Hierro, sobre las tejedoras en esa isla y resaltan existía siempre un trueque, porque las mujeres que hilaban le daban lana a las mujeres con telares, a cambio de recibir una pieza tejida.”

¿Conoces alguna excepción donde los hombres hacían tejidos en las islas?

«Claro, aquí en Gran Canaria, el más popular ha sido Manolito el de Tentenigüada, que es muy conocido. Aunque, es un poco agridulce que un hombre acapare tanto protagonismo frente a muchísimos años de tejiduría femenina.”

¿Ves en tu entorno que la gente joven se interesa por este oficio?

«Chicas jóvenes que se dediquen a la tejeduría hay muy poquitas. Está complicado el relevo generacional. Yo ya me considero relevo a una generación de mujeres que son todas muy mayores.»

¿A qué puede deberse esta situación?

«El mundo textil y la cultura textil están tan estropeados que, realmente, considero que esto que yo estoy haciendo es una locura… tanto por la lentitud, lo que tardo, el  precio del producto final. Yo lo hago porque lo veo como un proyecto de revalorización de lo textil y también porque es una forma de mantener la cultura de la tejiduría, que es una cultura universal.”

¿En qué momento apostaste por esta locura Uli?

«Pues esto ha sido como una bola de nieve. Yo empecé por recomendación de una psicóloga: me sugirió que hiciera algo que siempre me hubiera gustado hacer. Fue una forma de superar una racha mala y de buscar algo para mi misma y lo primero que me vino a la mente fue el tema de la tejiduría.”

¿Dónde te iniciaste?

«Me apunte a un curso de la Universidad Popular, aquí en Las Palmas de Gran Canaria y después ya vino un telar pequeño a mi casa. Una cosa llevó a la otra y hasta ahora.”

¿Qué hacías antes de ser tejedora tradicional?

«Yo estaba en una imprenta y, cuando iba aprendiendo, había días que estaba en la imprenta y le decía a mi compañero que yo lo único que quería hacer era tejer»

uli-artesana-gran-canaria-02

¿Feliz desde entonces?

«A veces pienso…cómo fui capaz de tomar la decisión de tirarme a la piscina, con más de cincuenta años y con un oficio tan complicado; en el sentido de que el producto que saco es de lujo: textiles muy valiosos, caros y donde comercializarlo no resulta fácil»

¿Qué vías usas para dar a conocer tus producto?

Como tengo el reconocimiento de la FEDAC, aprovecho todas las Ferias de Artesanía que ellos organizan y participo, con bastante buen resultado. Además, la gente me va conociendo y si necesitan un regalo me llaman o vienen al taller y me hacen encargos, el boca a boca funciona también.”

¿Qué aporta el trabajo con las manos?

Creo que esto es una cuestión de personalidad y de carácter. Yo no podría vivir con un trabajo que no me diera un producto final, un resultado palpable al final del día. Todo lo que conlleva mi negocio, que no tiene que ver con lo productivo, es siempre una excusa para procastinar, como el contestar mails, llevar la contabilidad y todo eso… prefiero estar aquí trabajando con las manos. Es donde me siento plena.”

Uli, ¿recuerdas tu primera pieza?

Pues mira, la primera realmente, la hice en la Universidad Popular y era un pequeño tapiz, inspirado en una obra de Jorge Oramas y esta colgada en casa de mi madre, en Alemania. Es una interpretación del Risco de San Nicolás.”

Cuando te sientas a tejer, ¿tienes un diseño previo dibujado o vas improvisando?

Hay muchos patrones que son propiedad intelectual de todas las personas que tejen. Son patrones muy conocidos, básicos: la espiga, la sarga, el ojo de ganso, los tachones… Lo que otorga el conocerlos es que me dan la capacidad de reinterpretarlos de forma ilimitada.”

¿Cómo los reinterpretas?

Pues variando los colores. Lo que es la urdimbre es fija -una vez sentada en el telar, no la puedo cambiar-, lo que sí puedo variar son las pisadas con los pedales y también la trama.”

Dinos de forma sencilla qué es la urdimbre y la trama...

Son sistemas de hilos que se entrelazan: los hilos horizontales son la urdimbre y los que pasan lateralmente son la trama.”

¿Cómo hilas, qué materiales usas?

Las hilaturas que uso son todas naturales: lino, seda, lana, alpaca y algodón, aunque muy poquito, prácticamente nada, porque no me termina de gustar, me parece pesado.”

¿Experimentas, haces mezclas?

Sí, es uno de los aspectos que más me gustan. Es muy bonito el hacer mezclas. Puedo tener una urdimbre en seda y la trama en lino o al revés. Lo que esta montado ahí es la urdimbre en lino y la trama de seda y así puedo hacer unas mezclas muy agradables al tacto.”

Cuando has acabado una pieza,¿ alguna vez te has llevado una sorpresa…?

Siempre. La pieza es una sorpresa porque no la veo hasta que la termino. Te voy a enseñar…”

Uli Güse nos muestra un trabajo que tiene empezado y nos explica…

A medida que voy avanzando la tela se va enrollando y yo solo veo el trocito que estoy trabajando en este momento. Todo lo demás va desapareciendo y, hasta que no termino de tejer toda la urdimbre y lo saco del telar, no veo el resultado final; con lo cual el resultado siempre es una sorpresa y, bueno, descubres fallos también… momentos en que te has desconcentrado. Puedo decir que esto es una meditación materializada.”

Uli mira fijamente la tela y parece que un suspiro se cuela entre sus manos y los pedales…

Justo aquí he sufrido un poco esta mañana porque encontré un fallo, dos fallos…-inspecciona con preocupación la pieza- se ve que he quitado una hebra porque la he metido dos veces en la misma calada,… después de lavar va a desaparecer pero lo que tengo ganas es de deshacer y rehacer…”

El mecanismo del telar suena. El agradable sonido de las maderas resulta hipnotizante. Uli, exigente con el resultado final quita y pone. Asegurándose de no errar va tomando la lanzadera con destreza. ¿Por que tantas lanzaderas distintas en el taller?

Algunas son regalos, para decorar y muchas las cambio dependiendo del grosor del hilo que use…”

¿Lo que se teje se puede destejer?

Si, ya lo ves -contesta con una risa fresca y plena que nos contagia, mientras acecha y custodia con las manos, a la vez que mueve los pedales con los pies y renueva el tejido- Lo bueno es que se teje descalza, es bonito esto… «

Escuchamos atentas el sonido en el taller.

El ritmo de los pies dan al tejido voz, el tejido habla…; etimológicamente tejido y texto tienen el mismo origen”

¿Cuáles son los colores que más te gusta usar Uli?

Los que salen de los tintes naturales que creo yo.”

¿Haces aquí mismo los cursos sobre tintes naturales?

Sí. Mi cocina de tintes es una cocinilla de inducción, de quita y pon.”

¿Qué tal la aceptación de esas otras formaciones que ofreces?

Tengo un proyecto turístico que es cultural y ofrezco vacaciones creativas para tejer conmigo durante veinte horas. Esto parecía atractivo hasta que empezó la pandemia.”

uli-artesana-gran-canaria-03

¿Qué enseñas en ese proyecto?

A tejer en el telar y también ofrezco experiencias para teñir y estampar pañuelos de sedas con mis tintes naturales.”

¿Cómo aprendiste a usar los tintes?

Lo aprendí con mi maestra que es Nilia Bañares.“

¿Te dio clases de  tejiduría también?

No, realmente ella no cogía alumnas para tejer cuando la conocí, aunque yo insistí y le pedí simplemente el enseñarle mi trabajo y que me diera consejos y recomendaciones. Esas visitas se hicieron periódicas y creamos una amistad transgeneracional muy bonita”

¿Y lo de aprender a teñir?

Un día me dijo que tenía dos alumnas para un curso de tintes y me animó a apuntarme e ir a tintar. Fue en fin de semana y el lunes ya yo hacía experimentos con un caldero.”

Nos comentabas que te regaló su telar…

Ella sabia que yo quería comprarme un segundo telar y un día me dijo que ella ya no podía y que me iba a regalar su telar. Me emociona solo el recordarlo.”

Cuéntanos Uli sobre ese proyecto de tintes que tienes…

Se llama Islas Púrpuras, por la historia que tienen los tonos rojos en la islas. En la isla de Lobos fue descubierta en 2003 una factoría y se supo que el tinte provenía de un molusco y se demostró que los romanos llegaron, como temporeros a Canarias. Un molusco parecido se usa en el este del Mediterráneo, pero es un pigmento muy caro”

¿Usas líquenes?

«La orchilla da esa tonalidad pero se exploto tanto que arrasaron con la población. Solo lo uso para experimentos, no para comercializar, porque esta protegida y solo si la encuentro caída en el suelo. Son seres tan especiales que a lo mejor un ser minúsculo ha tardado cien años en crecer.»

¿Por que es tan especial?

«No es una planta sino una simbiosis entre alga y hongo. Es bueno darlo a conocer, para que se sepa que los tintes naturales no son automáticamente sinónimo de sostenibilidad.»

Y qué otras cosas usas para tus tintes

«Reutilizo, aunque no mucho los restos de cocina y busco una planta que se llama Ageratina Adenophora, que es muy invasora y que tiene una flor como una espumita blanca y crece en todos lados. En La Palma lo llaman el jediondo y da un amarillo fantástico. Como es invasora la recolecto sin problema.»

Uli nos acerca unas muestras de hiladuras tintadas: con orchilla (púrpura) y con cochinilla (muchas variantes de rojo).

«Totalmente diferente, el de la orchilla vibra, es un color vibrante.»

Si tuvieras que explicar a alguien que no sabe lo que es tejer, a un ser de otro planeta… ¿cómo se lo dirías?

«Le diría que un telar es un sistema binario que yo programo y se construye una tela entrelazando dos sistemas de hilos: uno es la urdimbre y el otro sistema de hilos se llama trama. Así, sistema binario, porque solo existe el 1 y el 0.»

Cuando nos despedimos del taller y de Uli lo hacemos escuchando de nuevo su risa que penetra entre las fibras de hilo y nos sacude con alegría incondicional.

En marzo estará en la Feria de Maspalomas de Artesanía y merece la pena escucharla, y ver el resultado de su trabajo entre tintes y telares. Uli es una mujer que hace bailar sus manos como olas, fuertes y precisas, para hilar tal cual lo hacían nuestras ancestras.

Facebook
Twitter
Pinterest
WhatsApp
Email

Deja un comentario

Publicidad
Publicidad
Publicidad
SIDRA EL LAGAR DE VALLESECO

YAIZA SOCORRO, FOTÓGRAFA

Publicidad
320x300
Publicidad
mayo 2022
L M X J V S D
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

últimas noticias de

uli-artesana-gran-canaria-01

Uli Güse, tejedora

Uli Güse, tejedora y tintorera. Entrevista realizada por @loretosocorro Uli nos recibe con una espléndida sonrisa y nos interesamos por...
feria-artesania-01

27ª Feria de Artesanía de San Telmo

Narración realizada por @loretosocorro Gran Canaria entró en el 2022 inaugurando la 27ª Feria de Artesanía de San Telmo, nuestra...
juan-ramirez-cestero-canario-01

Las manos de Juan

Juan Ramírez Pérez, artesano, Santa Lucía de Tirajana entrevista realizada por @loretosocorro Nos trasladamos hasta el mismo casco de Santa...